domingo, 5 de junio de 2016

Selecciones una a una (V): Alemania, obligados a ganar

Özil, Kroos y Khedira, en un partido amistoso / GETTY IMAGES
Flamante campeona del mundo hace sólo dos veranos, Alemania es la clara favorita a levantar el título europeo. Si no es por méritos deportivos, lo es por presión social. La generación teutona, una de las mejores de la historia, cargaba hasta hace poco con la pena de haberse topado en el camino con una España de dibujos animados que le iba minando la moral hasta arrebatarle todos los títulos en las mejores citas. Los de Joaquim Low, sucesor de un proyecto que empezó Klinsmann, se quitaron el Brasil el peso de la presión, perdieron el miedo a volar y han hecho del vértigo que producen en sus rivales su mejor aliado. Ya no serán esa generación de oro que se retiró sin ganar nada. 

Definir un once tipo se hace complejo. 4-5-1, 3-6-1, 4-3-3, 3-5-2, jugar sin delantero...Todos estos sistemas, probados por Joachim Low en los últimos encuentros, pueden ser usados por Alemania durante el torneo. A día de hoy, lo único que parece claro es que jugarán Neuer y 10 más. Lejos de innovar, si hay que apostar a una sola carta, es justo decir que el 4-5-1 con el que los alemanes ganaron el Mundial será el esquema prioritario, o al menos el inicial. Hummels y Boateng se erigen como pareja de centrales y junto a Kroos, Özil y Müller parecen ser de los pocos que tienen un puesto de titular asegurado. En los costados, Howedes y Can pelearán por un puesto, mientras que Héctor se postula como lateral zurdo titular. Emre Can, polivalente, lleva una extensa carrera en el costado en las inferiores alemanas, por mucho que con el Liverpool se desempeñe en la parcela ancha.

Esta polivalencia de muchos de sus jugadores es el arma principal que tiene Joachim Low. Capacidad de cambiar sobre la marcha, de plantear partidos totalmente nuevos cada tres días. Para la medular, habrá que esperar a saber el estado físico de Schweisteiger. A sus 31 años, el mediocentro no pasa por el mejor momento físico de su carrera. Sólo acumula 100 minutos de juego en todo 2016 por diversas lesiones y está carente de ritmo de partido y de sensaciones. Si el del Manchester está bien, tendrá su puesto asegurado en el eje de la medular, flanqueando a Kroos y Khedira. En ese caso, podría Alemania jugar con falso nueve, ya fuera Müller o Götze, en detrimento de Mario Gómez. Sin Klose ya en la lista, la presencia de un delantero no se antoja del todo segura planes de Low. Y mira que el del Besiktas ha hecho un gran año, metiendo goles de todos los colores, pero ni eso le asegura la titularidad y debe estar preparado por si Low decide hacerle esperar turno desde el banquillo.

Las ausencias de Gundogan y Reus, por lesión, mermarán mucho a una selección que aspira a todo en un grupo que, si bien no es el de la muerte, no será sencillo. Estará enfrente Polonia, cuya rivalidad histórica no vamos a descubrir, con muchas ganas de volver a plantar cara como en la fase de clasificación. No pasar el corte es impensable y sería pues una decepción que Ucrania o Irlanda del Norte consiguieran más puntos que los actuales campeones del mundo.

Se caracteriza también la convocatoria de Low por la sangre nueva de alguno de sus jugadores. Los jóvenes como Sané, Kimmich o Weigl, que se curtirán para el futuro. También la aportación del siempre competitivo Podolski, trasformado en un jugador sublime cuando se enfunda la zamarra de su país, o la insistencia de Schurrle, siempre preparado para la batalla. También será el torneo de Draxler, hipotético jugador número doce, que ha dado un paso adelante en la línea de rotación, que se postula como un hipotético titular en según qué momentos y que tendrá mucho que decir tras la que ha sido una de las mejores temporadas a nivel individual. 

No se descubre ante nadie Alemania. La que más títulos continentales ha logrado (junto a España), pero que no levanta uno desde hace 20 años. El combinado que más finales ha jugado, que más partidos ha ganado en la Eurocopa. Que viene con la presión de ser la favorita porque ya demostró en 2014 ser la mejor. Porque se lo ha ganado por méritos propios y porque no conquistar el trofeo será considerado un fracaso. 

ALEMANIA:

-Porteros: Manuel Neuer (Bayern Munich), Marc-André ter Stegen (Barcelona/ESP), Bernd Leno (Bayer Leverkusen).
-Defensas: Jerome Boateng (Bayern Munich), Mats Hummels (Borussia Dortmund), Shkodran Mustafi (Valencia/ESP), Jonas Hector (Colonia), Emre Can (Liverpool/ENG), Antonio Rüdiger (AS Roma/ITA), Benedikt Höwedes (Schalke 04).
-Medios: Julian Draxler (Wolfsburgo), Sami Khedira (Juventus Turín/ITA), Toni Kroos (Real Madrid/ESP), Thomas Müller (Bayern Munich), Mesut Özil (Arsenal/ENG), Lukas Podolski (Galatasaray/TUR), André Schürrle (Wolfsburgo), Bastian Schweinsteiger (Mánchester United/ENG), Julian Weigl (Borussia Dortmund), Joshua Kimmich (Bayern Munich).
-Delanteros: Mario Gómez (Besiktas/TUR), Mario Götze (Bayern Munich), Leroy Sané (Schalke).
-Seleccionador: Joachim Low.


No hay comentarios:

Publicar un comentario